Rumiñahui, primer cantón de Pichincha que legisla sobre la erradicación del trabajo infantil

IMG 6511

El 12 de junio, con ocasión del Día Internacional en Contra el Trabajo Infantil, el Municipio de Rumiñahui oficializó la Ordenanza de Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil.

El evento contó la presencia del Ministro de Inclusión Económica y Social (MIES), Iván Espinel, el presidente del Consejo de Protección de Derechos de Rumiñahui (COPRODER), Rubén Puma, delegados de la Policía Nacional, autoridades municipales y público en general.

La ordenanza tiene la finalidad de promover la protección de derechos de los niños en Rumiñahui. El proyecto contempla la creación de espacios lúdicos y educativos para los hijos de los comerciantes.

El cantón Rumiñahui es pionero en Pichincha en regular y adoptar acciones para prevenir y erradicar el trabajo infantil. El compromiso y voluntad política de las autoridades del cantón, instituciones públicas y privadas vigilarán para que esta ordenanza se ejecute a cabalidad.

El ministro, Iván Espinel, reconoció la iniciativa del cantón, durante su intervención en la ceremonia que se cumplió en el Salón de la Ciudad. “Celebro el ejemplo de Rumiñahui por ser el primer cantón, en Pichincha, en dictaminar una ordenanza para eliminar el trabajo infantil y es un ejemplo a seguir”, manifestó.

El concejal, Rubén Puma, expresó que “es necesario generar políticas públicas que aseguren condiciones sociales, culturales y económicas que garanticen el pleno ejercicio de los derechos de niños, niñas y adolescentes, en procura de su desarrollo integral en corresponsabilidad con la familia y la sociedad”.

IMG 6574

En un acto simbólico, las autoridades asumieron la responsabilidad de trabajar de manera conjunta para la erradicación del trabajo infantil.

El evento culminó con la participación de una murga, juegos tradicionales y títeres que invitaron a concienciar la importancia del respeto a los derechos y obligaciones de la niñez y adolescencia.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), en Ecuador existen alrededor de 360.000 niñas, niños y adolescentes, entre 5 y 17 años, quienes se dedican a la venta ambulante. Más de 200.000 niños están inmersos en trabajo infantil.